Lo Pati - Centre d'Art  - Terres de l'Ebre : Fondo de Arte

Portada catálogo

Fondo de Arte

Esta muestra quiere dar a conocer el Patrimonio Artístico que el Ayuntamiento de Amposta ha ido recopilando desde el 1956 hasta el 1987. Básicamente está formado por obras que han conseguido el primer premio del Concurso Ciutat de Amposta y representan las tendencias y evolución del arte.

El Fondo de arte del Ayuntamiento de Amposta

 

Forman el Fondo artístico del Ayuntamiento de Amposta un total de 178 piezas, entre ellas pinturas, dibujos, grabados, cerámicas i esculturas; las obras pictóricas son sin embargo las más abundantes dentro de la colección.

Con muy pocas excepciones pertenecen a la segunda mitad del actual siglo, coincidiendo amb un periodo de recuperación para fomentar la actividad artística a nivel municipal.

Los medios que han ayudado a la creación y enriquecimiento de este fondo han sido diversos: donaciones de autores, adquisiciones del Ayuntamiento y los premios del Concurso Nacional de Artes Plásticas. De éste último, celebrado desde los años 50 del siglo pasado, proceden la mayoría de obras.

Este fondo no constituye una colección de obras de primera línea. El conjunto de piezas que forman la colección municipal representan la evolución del arte catalán a lo largo de esta segunda mitad de siglo. Son testimonio de una época y una zona -alejada del centro donde trabajaba la vanguardia- que se resiste a escapar al arte definitivo, según se entendía este a finales del siglo XIX. De las obras que dentro del el figurativismo mantienen un elevado nivel de calidad son un ejemplo las de Soriano-Montagut y Ferran Arasa.

Con todo, y especialmente en los últimos años, personas jóvenes y con una estética diferente representan la sección más evolucionada del fondo. Sus obras, no figurativas, coinciden con los parámetros de la época actual. En este sentido son un ejemplo las obras del pintor Niebla.

Hay que reseñar también la sección de obras locales, corresponden a temas paisajísticos y urbanos de Amposta, y testimonian la actividad de personas que, sin haberse convertido en pintores destacados, han sentido interés por la representación artística i han desplegado una intensa actividad.

Desde hacía años el fondo municipal requería una actuación a dos niveles. Por un lado, a nivel material, donado que las obras necesitaban una urgente restauración. Por otro lado, era preciso catalogar artísticamente este conjunto de obras y promover su difusión.

 

El Concurso Nacional de Artes Plásticas

 

El Concurso Nacional de Artes Plásticas ha sido desde los años 50 el medio principal que ha servido al Ayuntamiento para incrementar su fondo artístico. Es en este aspecto hemos considerado que merece una mención especial dentro del texto del catálogo.

Hablando de la actividad artística catalana de finales de los años 50, Francesc Miraldes dice:

”En este ambiente…, en que parecía que empezara una nueva época en el mundo artístico, se hicieron intentos para crear nuevas estructuras e instituciones, desde donde apoyar al nuevo espíritu. Todo eran reuniones y proyectos para organizar salones, *instituds de diseño, bienales, conceder premios, ... Puede decirse que la efervescencia de aquellos momentos no daba tregua a nadie.”(F. Miralles: La época de las Vanguardias, 1910-1970, Barcelona 1983, vol. 8, p. 266). 

Este es el momento en el cual se inician a Barcelona los Salones de Mayo y se hacen los primeros intentos severos por crear el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona. Lejos del centro, las inquietudes eran las mismas; las diferencias se basaban sólo en los recursos y la tradición.

Es en este contexto que hemos de incluir la creación del Concurso Nacional de Artes Plásticas. Ciudad de Amposta", convocado por primera vez el año 1956. En su nacimiento tubo un papel fundamental Innocenci Soriano-Montagut, artista que mantuvo siempre su vínculo con Amposta y que ocupó un lugar importante dentro de los círculos culturales de ésta. En cierta manera hacía el papel de nexo de unión entre la ciudad y el contexto cultural de catalán.

El concurso consiguió consolidarse a nivel municipal, perdurando hasta el 1987 cuando se decidió sustituirlo por la Bienal de Arte Ciudad de Amposta. De los años en que se llevó a cabo tenemos poca información, en mayoría esta se limita a la composición del jurado y los ganadores anuales. La prensa local se hace eco del certamen todos los años, pero los comentarios son breves y no aportan ninguna opinión crítica.

El comentario que sigue ha estado elaborado en base a la información extraída de los números correspondientes  de la revista Amposta, publicados entre los años 1958 y 1987, y las actas del concurso correspondientes de los años 1981-87, las únicas que se conservan. 

 

Cronología y organización

 

Como hemos indicado, el origen del concurso hay que buscarlo en la figura de Soriano-Montagut. Con él tubo un papel importante el Casino Recreativo de Amposta, entidad que a lo largo de muchos años centró la actividad cultural de la población.

Así, desde el año 1949, organizado por el Casino Recreativo de Amposta y bajo la dirección de Soriano-Montagut, se iba organizando un concurso local. A lo largo de los años 50 Innocenci Soriano había hecho donación al Casino de algunas obras. El organizaba, además, los concursos locales de dibujo, acuarela y pintura. Poco a poco estos concursos incluyeron también grabado, cerámica, escultura y otros objetos. El año 1956 el Ayuntamiento pasó a patrocinar la iniciativa, adquiriendo el compromiso de comprar las obras galardonadas en las diferentes modalidades. De esta manera se institucionalizaba el concurso, bajo la denominación de “Concurso Nacional y Local de Artes Plásticas. Ciudad de Amposta”. Así, a la vez, se establecía un método para ir adquiriendo el fondo de Arte del Ayuntamiento.

Entre el 1956 y el 1987 el premio de Artes Plásticas se ha concedido con periodicidad anual. Solo en el 1968 tenemos la certeza que no hubo concurso nacional, siendo sustituido este por el “I Concurso de Pintura Rápida”. La exposición se ha ido realizando normalmente coincidiendo con las fiestas mayores de la ciudad, el mes de agosto. Ayuntamiento y Casino colaboraron desde un principio en la organización del concurso y la exposición de obras seleccionadas. La Diputación de Tarragona le dio también soporte algunos años mediante aportaciones materiales. Hasta el año 1973 tubo lugar en el Casino, pasando el 1974 a celebrarse en el Instituto de Bachillerato Ramon Berenguer IV. El 1986 la sede cambió de nuevo, situándose en el edificio de Museo del Montsià.

En relación a las secciones que incluyó el concurso, fueron aumentando con los años. Eso supuso una diversificación de premios. En un principio, las secciones premiadas eran únicamente pintura y dibujo. La sección local, presente todos los años, ha sido considerada siempre un apartado independiente, dado que en este nivel el concurso venía celebrándose desde 1949.   

El 1960 se intrdujo la sección de acuarela, como modalidad independiente de la pintura con premio propio. A lo largo de la década de los 60, por el contrario, no aparece referenciada todos los años, citándose en algunos como integrada en la pintura (Amposta Boletín Inf. Local, año I, núm. 2, set. 1967, p. 4-5).

El 1975 se captó por primera vez el grabado como sección independiente. El 1979 se hizo lo mismo con la cerámica.  Entonces, el certamen pasó a denominarse “Concurso Nacional de Pintura, Acuarela, Grabado, Dibujo y Cerámica. Ciudad de Amposta” (Amposta, …, año XXIII, 1989, 1ª quincena de agosto).

Para cada una de las secciones se concedían tres premios, destacándose con frecuencia obras no premiadas con menciones especiales. Dentro la sección local se otorgaban tres premios, y únicamente en alguna ocasión se diferenciaban secciones.

La excesiva diversificación de modalidades aceptadas tenía en principio el objetivo de enriquecer el panorama artístico del concurso. Con el tiempo se dieron cuenta del hecho que, debido posiblemente a la necesidad de repartir la cantidad disponible en un número considerable de premios, el concurso perdía cualidad. Se hacía cada vez más necesaria una renovación de planteamientos. El 1985 dos de los primeros premios- acuarela y cerámica- se declaraban desiertos, evidenciando la voluntad del jurado de no caer en la trampa de convertir el concurso en un simple certamen a nivel local.

El 1986 hubo un primer intento de renovación, agrupándose los diferentes apartados en tres secciones: obra plana, volumen y sección local. Las modalidades aceptadas eran en realidad las mismas –pintura, dibujo, obra gráfica, escultura y cerámica. Se concedieron, aún así, dos únicos premios, los de volumen i sección local, restando desierta la obra plana.

El concurso no necesitaba únicamente modificaciones, sino una renovación en sus planteamientos. Hacía falta adaptarlo a las nuevas estructuras del mundo del arte y aumentar la calidad del conjunto de obras presentadas. El mismo 1987 se pensó ya en la posibilidad de convertir el certamen anual en una bienal. Ésta se convocó por primera vez el 1989, como algo diferente, todavía no contrapuesto, al anterior concurso.

 

Mª Victoria Almuni y Balada

Historiadora del Arte

 

Créditos

 

Ajuntament d’Amposta

Generalitat de Catlunya

Diputació de Tarragona

Escola d’Art d’Amposta

Museu del Montsià d’Aposta    


       
<
>
diciembre 2017
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivo

16 15 14 13 12
11 10 09 08 07
06 05 04 03 02
00 97 95 93 91
89
suscríbete al boletín newsletter

síguenos en:

facebook twitter instagram vimeo flickr

Lo Pati

Centre d'Art - Terres de l'Ebre

C/ Gran Capità, 38-40

Tel. 977 709 400

43870 Amposta

Horario de visita:

Jueves, viernes y sábados de 17:00 a 20:00

Domingos de 11:00 a 14:00

 

 

Organiza:

Ajuntament d'Amposta

 

Con el apoyo de:

Generalitat de Catalunya

Diputació de Tarragona

Colabora:

Museu de les Terres de l'Ebre

continguts amb llicència creative commons